Llamado de la Sociedad de Medicina Interna a los internistas

Colegas:

El estado cubano realiza un llamado al compromiso en el enfrentamiento de la pandemia por el COVID-19. Esta tarea requiere de acciones coordinadas de todas las organizaciones dentro del sector salud y la imprescindible participación de otros sectores sociales, así como de la población en general. Sobre la base de esa idea los internistas deben estar atentos en todo momento, tanto durante nuestra actividad asistencial como en el hogar, en el barrio con los vecinos y la familia o en el transporte.

La Sociedad Cubana de Medicina Interna y el Grupo Nacional de esta especialidad llama a tomar acciones a sus capítulos y grupos provinciales, dirigidas a cuatro campos de actuación: la capacitación, asistencia, la investigación y el control.

Capacitación

En relación con la docencia y la capacitación del personal médico y no médico que ya está en pleno desarrollo, se puede contribuir con discusiones diarias y breves de la información que aparece en las últimas 24 h llegadas por muchas vías. Ese tipo de actividad no se debe limitar a informar, sino al debate de su utilidad para nuestra práctica diaria y su correspondencia con la información oficial del Minsap.

La capacitación es una actividad que nos preparara en el plano teórico para comprender la magnitud del problema que enfrentamos; no se limita al conocimiento del espectro clínico y el tratamiento de estas infecciones. Hay que capacitar en aspectos como las fases por las que evoluciona la pandemia y las acciones organizativas previstas para cada fase, tanto a nivel del sistema como de la institución donde laboramos. También en las actividades de promoción de salud y las especificidades de la prevención de esta infección.

Área de asistencia

En el área asistencial hay que integrarse a las indicaciones de las instituciones laborales y facultades de ciencias médicas. Esta integración debe ser coordinada por los directivos a nivel de municipio. La demanda asistencial que impone la epidemia exige flexibilidad y movimiento de nuestros recursos humanos hacia donde se necesita más del internista. Es necesario que los médicos de nuestra especialidad busquen por sí mismos los escenarios asistenciales que más demandan su participación, algo que seguramente complementa las indicaciones de los directivos.

Investigación

En el campo de la investigación esta situación abre un espacio muy fértil para resolver dinámicamente los problemas presentes. Algunos requerirán soluciones técnicas que se obtienen con la discusión participativa de un colectivo, pero otras pueden requerir de investigaciones científicas de menor o mayor complejidad. En estos momentos revistas como la de Medicina, la de Educación Médica, la de Salud Pública, la Revista Habanera de Ciencias Médicas, entre muchas otras pueden ser vías para publicar los resultados de esas investigaciones.

Las ideas sobre que investigar son varias en los diversos perfiles funcionales:

  • La descripción de problemas priorizados en el afrontamiento a nivel local de la epidemia y la propuesta de un plan de acción con medidas ofensivas, defensivas, de supervivencia y paliativas, se pueden realizar en el curso de reuniones diarias de seguimiento a esta actividad. Los estudios de efectividad de determinadas medidas organizativas. El estudio del clima organizacional en determinados colectivos

  • Los estudios clínicos de casos con determinada particularidad que valga la pena distinguir y compartir con la comunidad científica; los estudios de series de casos atendidos en determinado escenario; las investigaciones sobre la intervención que quedan más limitadas a los centros con determinados pacientes. Los cambios en las causas de asistencia a los cuerpos de guardia. Las dudas y preocupaciones principales de los pacientes y familiares y muchos otros temas.

  • El diseño, ejecución y efectos de las capacitaciones. La identificación de necesidades de aprendizaje de los médicos en sus diferentes escenarios y con visión proactiva esas necesidades respecto a las acciones por venir según la evolución de la epidemia. La colección de información para estos tipos de investigación se realiza en muy pocos días y permiten preparar las capacitaciones.

Control

Forma más efectiva de contribuir a que se cumpla lo establecido, en el barrio, con el vecino, con la familia, en el centro de trabajo. Para el control no es necesario ser directivo. Se parte de primero mirarnos a nosotros mismos, si estamos aportando lo que se espera o lo que sabemos que podemos ofrecer. El control requiere de sentido común y visión de este asunto en toda su complejidad. No se pueden asumir posturas de inflexibilidad, lo que no significa incumplir lo establecido.

El médico controla si esclarece dudas o criterios equivocados. Si combatimos la desinformación con la educación para la salud. Si velamos por que se cumpla con todo lo orientado. Si estamos conscientes de que el personal de salud también debe cuidarse en un cuerpo de guardia cumpliendo las medidas de bioseguridad y estando atento entre nosotros mismos y todos los compañeros de trabajo a la aparición de síntomas, pero mejor todavía a los descuidos y riesgos de contagio, entonces estaremos contribuyendo a la victoria contra el COVID 19.

Hay mucho que hacer y nadie debe quedarse impávido ante esta amenaza. Es muy probable que los avances que logremos en el afrontamiento del COVID 19, nos fortalezcan hacia el futuro y ganemos en conocimientos y en valores.

A nuestro pueblo hay que defenderlo con conocimientos, voluntad y sacrificio. Cualidades que ahora más que en otras ocasiones se nos exige a los internistas que estamos en la primera trinchera.

Directiva de la Sociedad Cubana de Medicina Interna y el Grupo Nacional.

Historial:
  • » Recibido: 20/06/2020
  • » Aceptado: 09/09/2020
  • » Publicado : 15/11/2020




Copyright (c) 2020 miguel blanco aspiazu

Licencia de Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial 4.0 Internacional.